TENCA – HÁBITAT Y MORFOLOGÍA

TENCA – HABITAT Y MORFOLOGIA
Índice
  1. Hábitat de la Tenca
  2. Morfología de la Tenca
    1. Plumaje y Coloración
    2. Pico y Alimentación
    3. Voz y Canto
  3. Conservación de la Tenca

Hábitat de la Tenca

La tenca, conocida científicamente como Miliaria calandra o Emberiza calandra, es un ave que prefiere ambientes de matorral mediterráneo, campos de cultivo y zonas abiertas con alguna vegetación arbórea. Su distribución abarca gran parte del continente europeo y se extiende hasta algunas regiones de Asia y el norte de África.

Es común encontrar a la tenca en:

  • Regiones de baja montaña
  • Paisajes agrícolas con setos
  • Cercanías de ríos y arroyos
  • Zonas rurales con presencia de árboles frutales

En España, la tenca se encuentra principalmente en la zona suroeste, donde encuentra un hábitat ideal en los dehesas, caracterizados por su combinación única de pastizales y encinares.

Morfología de la Tenca

La morfología de la tenca es característica de las aves granívoras. Posee un cuerpo robusto y redondeado, con un peso que oscila entre los 40 y 50 gramos. Su longitud varía de 17 a 20 centímetros, y su envergadura alar puede llegar hasta los 30 centímetros.

Plumaje y Coloración

El plumaje de la tenca es de un tono pardo en general, con variaciones más oscuras en la parte superior y más claras en el vientre. Los machos, durante la temporada de cría, presentan una coloración más intensa, con destellos negros en el pecho y un gorrón gris plateado en la cabeza que les otorga un aspecto distintivo.

Pico y Alimentación

El pico de la tenca es corto y cónico, adaptado para triturar semillas, que constituyen el grueso de su dieta. No obstante, no desaprovechan la oportunidad de alimentarse de insectos, especialmente durante la temporada de cría cuando las demandas energéticas son mayores.

Voz y Canto

Este ave se caracteriza por su canto potente y melodioso, que puede escucharse principalmente en las primeras horas del día y al atardecer durante la estación de cría. Su canto consiste en una serie de trinos y chirridos que sirven para atraer a la pareja y delimitar el territorio.

Conservación de la Tenca

La tenca no está considerada como una especie en peligro; sin embargo, la modificación de su hábitat natural a lo largo del tiempo, principalmente debido a la intensificación de la agricultura y la urbanización, ha tenido un impacto en sus poblaciones.

Las medidas de conservación para la tenca incluyen:

  1. Protección de su hábitat natural
  2. Fomento de prácticas agrícolas sostenibles
  3. Creación de reservas naturales
  4. Estudios y seguimientos de sus poblaciones

El conocimiento y la concienciación son claves para garantizar que la tenca y su hábitat sigan siendo una parte importante de la biodiversidad europea.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir